miércoles, 17 de febrero de 2016


Comunidad del Anillo

El mundo siempre ha conocido a lo largo de la historia humana la conformación de sociedades ocultas o secretas con diversos fines, la mayoría con el propósito de mantener o lograr  un poder económico o político o guardar grandes secretos, la intención de dominar los hilos  desde  un escenario reservado a llevado a muchas conjeturas, inclusive se ha cuestionado si  grandes líderes han participado de estas.
Una de las características es que a sus miembros se les exige negar y ocultar la existencia de las mismas. Algunas de las más famosas son:  El Priorato de Sión, sus orígenes se remontan a tiempos antiguos, en 1920, se le sindicó de orquestar un complot para dominar el mundo, bajo lo que se conoció tiempo después como los dogmas nazis. Sociedad Masónica, conjunto de sociedades secretas organizadas en logias “asambleas” autodenominada filosófica y humanista, cuyo propósito es la perfección espiritual, sus orígenes se remontan a 1717 cuando 4 grupos se unieron, su estructura conlleva a 33 niveles de conocimientos, su fe radica en Dios como el gran arquitecto del universo, la masonería alberga miles de seguidores. La Orden de cráneo y huesos, fundada en 1832, formada en la universidad de Yale, se conoció inicialmente como la sociedad de la muerte, es una de las más reservadas sociedad de estudiantes en los Estados Unidos, practica rituales inspirados en ritos masónicos, se dice que Jorge Bush padre como hijo han hecho parte de ella en su paso por la Yale.   Club o grupo Bilderberg, la empezaron 130 personas consideradas influyentes del mundo vinculados a la banca, la política, la realeza, sector militar etc, se reúnen cada año en lugar secreto con grandes medidas de seguridad, la estructura de sus reuniones es la de conferencia, se dice que diseñan las estrategias para dominar al mundo. Los Lumionate, sociedad secreta con principios filosóficos de la masonería, se origina en Baviera en 1776, propugna por el derecho a la igualdad  entre los sexos, se afirma que sus miembros son la élite privilegiada que ocupan los cargos más representativos en las estructuras del poder político y económico de las potencias.
Estas algunas de las manifestaciones de estructuras ocultas, por entrar en contexto sobre el ánimo de la humanidad por conformar estructuras tras bambalinas de la retina social. En este caso hay abismales diferencias, y  lo que se ha venido conociendo de la Comunidad del anillo en Colombia es de otra naturaleza y otros propósitos, tal vez con el fin de mantener más allá del poder institucional la subordinación personal y emocional, tal vez carnal al interior de una institución tan respetable pero hoy sacudida por escándalos como es la policía.
El espectador en el año 2014 empezó a ventilar la existencia de esta estructura “comunidad del anillo”  como una red de prostitución masculina y en la que se dice han participado desde rangos menores hasta oficiales de altos mandos de la Escuela de cadetes General Santander, con la mirada silenciosa y complaciente de sus directivos. El abogado Jesús Vergara,, apoderado del caso de la muerte de Lina Maritza Zapata, una alférez, que la Sijin determinó como suicidio, y que la familia asegura fue un asesinato denunció la existencia de esta red. Para el jurista Lina pudo ser víctima al intentar denunciar la existencia de dicha organización, así se deduje de algunas declaraciones extraoficiales de compañeros de curso.
De acuerdo con afirmaciones judiciales de varios muchachos que pertenecieron a ella, había un listado de más de 300 personas de la comunidad. Dijeron que eran llevados fuera de la Escuela, irregularmente, a prestar servicio al estadio y que de allí los trasladaban al Congreso. Un coronel de la Policía era el instigador de toda la operación y era el mismo que los escogía, les daba dinero y regalos. Esa historia que tiene muchos testigos dentro del proceso, se archivó, pese a los testimonios, en la Procuraduría.   Se presume que altos mandos oficiales hacían “oferta” de cadetes a congresistas, tal vez para favorecer ascensos, a  empresarios incluso a paramilitares. Se presume que esta red apareció en el año 2000 y su poder ha sido muy fuerte. Ha sido la trascendencia de este escándalo que le costó el cargo al director nacional de la institución general Rodolfo Palomino, en su reemplazo asume el general Jorge Hernando Nieto, quien tienen la misión no solo de esclarecer estos vergonzosos hechos, sino de recuperar la dignidad, la moral y la credibilidad  de la institución.

Alexander López Castaño

Codirector Oro Oro