lunes, 29 de agosto de 2016

REVISTA ORO ORO PREMIA LA PARTICIPACIÓN DE SUS LECTORES

Participe, conozca  y gana…  
El fútbol logro cambiar El odio por la integración


En los años 80  e inicios de los 90 la violencia  en el Ariari cobraba cientos de víctimas, pueblos enteros fueron arrastrados a un conflicto por aspectos políticos e ideologías radicales que trazó fronteras  imaginarias y cruzarlas se pagaban con la vida; se acusaban de paramilitares y guerrilleros.  Ese era el estigma entre localidades de El Dorado, Cubarral, Lejanías  y el Castillo.    

En el año 1992 los mandatarios de estos pueblos buscaban afanosamente  la manera de acabar con estas diferencias, alejar a los pueblos de la violencia reinante  y de paso lograr un clima de concordia; sabiamente se propone una integración alrededor del deporte y fue el fútbol el que logró motivar a equipos de estas 4 localidades, el punto de encuentro fue en la inspección de Medellín del Ariari en el Castillo. El acontecimiento despertó el mayor ánimo y efectivamente se  logró algo que parecía imposible, ver a los habitantes de uno y otro municipio en un solo escenario en sana concordia.

Al ver los positivos resultados se decide  conformar una organización que mantuviera estrecho compromiso y vinculo de afecto, además que liderara procesos de desarrollo;  fue así como se  dio vida a la Asociación de Municipios del Ariari (AMA).

El pasado 23 de julio se dio apertura a la versión XVI de estos juegos por la paz en San Luis de Cubarral con presencia de los alcaldes de la Asociación e invitado el municipio de Castilla la Nueva.  Es una oportunidad para estrechar lazos de hermandad, de versen a los rostros, estrechar la mano; comprometiéndose al juego limpio, al trabajo en equipo y a la búsqueda de resultados de éxito  y entender que a través de estos escenarios deportivos se consolida un proceso de convivencia pacífica, para que la historia no se olvide y que el legado desafortunado de violencia solo quede en los recuerdos como prenda de no repetición.

Oro Oro Revista