martes, 1 de marzo de 2016

- CRISIS EN CAÑOS DE GRANADA, META


Crisis  Ambiental  

Crisis   
La ciudad de Granada está circundada por una serie de caños, quebradas y lagunas que no solo han sido reservorio, sino fuente para conservar el nivel freático que ha permitido surtir el agua de los aljibes, la mayoría contaminados con coliformes fecales. Las pocas aguas existentes, atestadas de esta bacterias que se transfieren a los mamíferos y aves, con el tiempo afectando gravísimamente la salud de la población humana. 
El panorama es sombrío, desolador y angustiante, casi todos nuestros caños y quebradas están sin agua, solo vemos la huella por donde hace pocos años eran fuente de alimento (pesca) depósitos de reserva de vida. 
La Corporación Ambiental Cormacarena, que no actúa ante el deterioro  progresivo de estos espacios hoy condenados prácticamente a desaparecer, a pesar que dentro de sus funciones está la de velar por los procesos de planificación de uso del suelo para mitigar y desactivar presiones de explotación inadecuadas, y que se garanticen los protocolos del mantenimiento de los servicios ecosistémicos,  las entidades de control que no se pronuncian a pesar de las denuncias,  y de una comunidad inerme y complaciente a la devastación y el hambre capitalista de unos cuantos que no les importa acabar con el entorno. 
Pero la contaminación de Granada no solo afecta a sus pobladores, el alcalde del municipio de Fuentedeoro Antonio Londoño ya se pronunció, preocupado porque la “cloaca” está perturbando a sus habitantes y le solicitó a su homólogo de la capital del Ariari empezar el trabajo para solucionar esta problemática. 
Un claro ejemplo de permisividad se observa en las licencias otorgadas para la construcción del relleno sanitario  Guaratara en el 2005, allí desconocieron la existencia de por lo menos cinco lagunas, nichos de biodiversidad,   de caño Gualas, que bañaba una extensa zona oriental de la ciudad, proveía vida a Las Cristalinas y generaba una dinámica biológica importante. Igualmente quedaron establecido compromisos que fueron desatendidos en su totalidad Titulo II capítulo II, Artículo 11 del Decreto 038 de 2005 que sometía al contratista y al municipio a la resiembra de 2900 plántulas en ronda de canales de aguas lluvias, propendiendo además por la recuperación paisajística; la Corporación ambiental quedó comprometida a realizar control y vigilancia para verificar medidas ambientales y garantizar las sanas condiciones del ecosistema, a realizar periódicamente monitoreo e inspección de aguas subterráneas, al igual que las aguas superficiales.    
Don Wilson carrillo, defensor de la causa ambiental, recuerda que en el año 2002 se firmaron acuerdos entre el Municipio de Granada, siendo alcaldesa Nubia Henao y el Ministerio del Medio Ambiente, donde participó la sociedad civil, en estos acuerdos solo se autorizó al Municipio para vertimiento de aguas negras o contaminantes al caño Sibao, ya que ésta ciudad no contaba con una planta de tratamiento, hoy no solo caño Sibao apesta en especial a la altura de del matadero, que decir de caño Iriqué a escasos 500 metros abajo del cementerio donde se vierten las aguas negras del alcantarillado que construyó el consorcio la Roca, pasándose por la faja los alcances de los acuerdos del 2002 y sometiendo este canal de aguas a la inmundicia, se debió construir el canal hasta Sibao.
El Papa Francisco, en su Carta Encíclica nos hace un profundo llamado a la reflexión para que entre todos cuidemos nuestra casa “la tierra”  
“Los jóvenes nos reclaman un cambio. Ellos se preguntan cómo es posible que se pretenda construir un futuro mejor sin pensar en la crisis del ambiente”.
“Hago una invitación urgente a un nuevo diálogo sobre el modo como estamos construyendo el futuro del planeta.  Necesitamos una conversación que nos una, porque el desafío ambiental que vivimos, y sus raíces humanas, nos interesan y nos impactan a todos”
“Deseo alentar, reconocer y dar las gracias a todos los que, en los más variados sectores dela actividad humana, están trabajando para garantizar la protección de la casa que compartimos”

Redacción Oro Oro