martes, 9 de febrero de 2016




Bienvenidos
Alcaldes y alcaldesas…


Iniciamos una de las etapas de mayor trascendencia en la historia de la nación, y le ha correspondido a nuestros mandatarios locales, por las bondades del poder ciudadano orientar los procesos en cada municipalidad, con la responsabilidad de construir región, no se puede pensar que un municipio crece solo, se requiere de la sinergia territorial.
Bienvenidos alcaldes y alcaldesas, la tarea no es sencilla,  la responsabilidad reposa en Ustedes, el pueblo y sus organizaciones tienen los ojos y las esperanzas en sus capacidades. Si se hicieron elegir es  para hacer las cosas bien, para aportar al bienestar y desarrollo, lograr niveles de calidad de vida, de administrar y distribuir  los recursos de manera equilibrada y justa; la campaña ya paso, sus mandatos no son  para negocios personales, no excederse en  la contratación, en detrimento de la ciudadanía.
Ustedes son los administradores de nuestros recursos, tengan en cuenta que no solo se trata de invertir caprichosamente, representan al Gobierno y al Estado, en este sentido  hay que cumplir una metas institucionales que miden la capacidad y calidad de sus gestiones “indicadores”. Los ministerios por ejemplo monitorean el uso a los recursos del SGP, periódicamente califican  los desempeños territoriales, orgullosos nos sentiremos que estén en los mejores del país.  Colombia hace parte de organizaciones internacionales y está comprometida a cumplir metas, lo que exige a los municipios ir a la vanguardia, una muestra son los objetivos de Desarrollo del Milenio, programa de las Naciones Unidas,  comprometiendo  el Plan Nacional de Desarrollo a éstos convenios. Luego elaborar colectivamente un Plan de Desarrollo como carta de navegación, ajustado, aterrizado, innovador, ambicioso pero viable, éste lo deberán presentar al  DNP con sus soportes, incluido el Programa de Gobierno y actas de convocatoria y sucesión con el Consejo Territorial de Planeación, estos serán evaluados, premiándose los mejores.
Los entes de control y vigilancia estarán atentos, no solo al manejo de los recursos, sino a las decisiones administrativas para que se ajusten al ordenamiento jurídico. Conformar un equipo capaz, propositivo, comprometido, no solo con sus ideas sino con la comunidad, es primordial, que tengan liderazgo, que ayuden hacer gestión. El éxito de un líder radica en quienes lo rodean, no se endiosen; escuchen y acaten consejos, por lo general las soluciones a las problemáticas las tienen los líderes sectoriales, las ocupaciones son agobiantes, pero dediquen al menos una vez a la semana a atender las inquietudes de las comunidades. Aprovechen las herramientas a disposición para contarle a los ciudadanos qué se está haciendo, los canales de comunicación son muy importantes.
Sugerimos revisar el papel que está jugando el AMA, evaluar su desempeño, elegir una buena directiva y exigir el cumplimiento de metas, programas y proyectos. A la luz de la verdad, esta entidad se ha quedado corta frente al reto de integración y liderazgo; no sentimos que haya empoderado procesos reales de  progreso, que promuevan la competitividad, creemos que se ha perdido el norte y por consiguiente se está desaprovechando para el beneficio de la región, no sabemos de su gestión, no se conocen resultados, no hay rendición de cuentas, etc. Y son ustedes estimados alcaldes los responsables del desempeño de esa entidad. 
Se viene el posconflicto, dos componentes claves: El social desde lo humanitario para alcanzar la integración, y lo Financiero, para asegurar su sostenibilidad, ambos elementos ya están trazados y aunque obedecen a una política nacional, recaerá en Ustedes el éxito en nuestros territorios, en base a ello, el Plan de Desarrollo es esencial; alisten los proyectos, designen el mejor equipo en las Secretarias de Planeación, que no nos cojan desprovistos de programas, no vaya a ser que los recursos más que necesarios se vayan para otras regiones porque no se tienen listos los proyectos, tengan sus carpetas listas y ajustadas a las metodologías exigidas. Nos preocupa que al consultar a dos funcionarios en municipios diferentes sobre si tienen claro cómo enfrentarán éstos retos, sus respuesta fueron negativa. Las alcaldías ya deben saber sobre la ruta de validación para la definición de prioridades presupuestales, para integrarlas  a los Planes de Desarrollo y alistamiento presupuestal
Se da por hecho la firma del tratado de paz, caro una vez ratificado en el plebiscito. El Ministerio que va a liderar el tema, alista 470 millones de dólares para la primera fase de inversión social, “Estrategia de Respuesta Rápida” (ERR) enfocado a tres pilares Justicia, Desarrollo y Gobernabilidad.
Buen viento y buena mar...
Alexander López Castaño

Codirector Oro Oro