domingo, 17 de enero de 2016




Punto de Quiebre,  
Acciones y responsabilidades turísticas…  


Los días 4, 5 y 6 de enero 2016 los municipios de Lejanías y San Juan de Arama, departamento del Meta, región Ariari, experimentaron  la migración  masiva de visitantes, quienes se apostaron en diversos puntos del cañón del río Güejar, tendencia que impacto ostensiblemente en el ecosistema de este hermoso afluente, hecho que permite  deducir varios aspectos:
Primero: El fenómeno estuvo estrechamente ligado a lo que  denomino  “punto de quiebre” en el comportamiento turístico de la región, asociado al hecho que en la ciudad de Granada no se realizó el festival de verano en este puente festivo, cientos de turistas y residentes de este territorio acuden a las playas del Ariari en Puerto Caldas a disfrutar de una variada programación deportiva, artística y cultural,  al no encontrar este disfrute, se promovió un vos a vos, que se irradio rápidamente en redes (WahtsApp) y se convirtió en tendencia, originando  la ocurrencia  ocupante del Güejar.
Segundo: El clima de tranquilidad y paz que experimenta la región, ha motivado notablemente a operadores  y prestadores turísticos a nivel departamental y nacional a vender paquetes empresariales y familiares,  ávidos estos de conocer y disfrutar de las bondades naturales de esta región que empieza a descubrirse al mundo con la particularidad de (sello verde ambiental).   
Tercero: Ni las autoridades administrativas, ni operadores particulares, ni la comunidad previó tal evento; quedando al descubierto la necesidad de políticas públicas  transversales con enfoque en la industria turística, no solo en la protección del medio ambiente, sino a preparar a la ciudadanía residente en el tema empresarial, con fundamento en la  responsabilidad social, especialmente a quienes se dedican a sacarle provecho económico.
Tercero: La tarea de la administración departamental y las municipales en la inversión para mejoramiento de vías de acceso, infraestructura, señalamientos, educación y protección ambiental.  El tema fue caótico, muchas personas al terminar la jornada se mostraron desencantadas por la congestión. En Lejanías se reportó trancones de hasta tres kilómetros, riesgos de accidentalidad y poca presencia institucional.
Cuarto:  Celebramos las acciones que se plantean para mitigar, con la implementación de planes de acción concertados, el interés de los alcaldes y funcionarios en empoderar gestiones institucionales, tiempo más que apropiado para que queden insertos en los PBOT.

Necesitamos aprovechar al máximo esta oportunidad  para el crecimiento socioeconómico de la región, sin descuidar un momento la protección de lo más valioso, nuestros recursos ecoturísticos.  Hoy más que nunca toma valides el proyecto que se le debe exigir al gobierno central “DECLARAR AL ARIARI ZONA DE RESERVA HÍDRICA, AGRÍCOLA Y TURÍSTICA”

Alexander López Castaño
Codirector Oro Oro - Revista